Admirable Frank, libertad para secuestrados

El pasado 27 de octubre, se entregaron los premios internacionales la Puerta del Recuerdo. Los otorga cada año el Observatorio de Víctimas de la Fundación Universitaria San Pablo CEU y fueron francamente emocionantes. Sobre todo cuando el público aplaudía con tanto orgullo y sentimiento al policía colombiano Frank Pinchao.

Le conocí en uno de los Congresos Internacionales de Víctimas del Terrorismo, cuando acababa de ser encontrado por militares colombianos perdido en medio de la selva. Había estado casi nueve años secuestrado por las FARC en la selva colombiana, junto a Ingrid Betancourt. Ella también había intentado escapar pero habían vuelto a apresarla. Ambos estudiaron la forma de huir.

Frank ideó su huída eliminando las rutas erradas de su compañera de cautiverio. Encontró el camino a su libertad evitando las zonas en las que sabía que había terroristas (ellos se hacen llamar guerrilleros, pero como Colombia no está en guerra, son terroristas).

Estuvo 17 días perdido, viviendo a base de frutos de la selva y bebiendo de arroyos o incluso de aguas subterráneas. Un auténtico héroe que por fin puede decir que es libre. Además tiene a su lado esta guapa y encantadora mujer con la que el destino le depara muchas alegrías.

Aquel año conocía también a Clara Rojas y al ingeniero y político (Partido Liberal) Alan Jara, ambos también rescatados de las FARC. Sus historias son impactantes y su infinita esperanza de admirar. Gracias a ella han podido soportar el estar tantos días lejos de sus familias.

Libertad para los secuestrados y mucha fuerza y esperanza para sus familiares y amigos. Ojala puedan los compañeros de Frank, que llevan ya DOCE AÑOS SECUESTRADOS, estar pronto también junto a sus seres queridos.

 

Comentar

*

captcha *